Leer noticia: http://www.abc.es/sociedad/20130116/abci-pesticidas-riesgo-abejas-201301161800.html

Desde ADAPAS llevamos tiempo insistiendo. Estamos llenando el campo de herbicidas, pesticidas, insecticidas y demás productos químicos encaminados a aumentar nuestras producciones pero… ¿a qué precio?. La mayoría de estos productos no se encuentran de forma natural en el medio, han sido sintetizados artificialmente en un laboratorio y se emplean de forma indiscriminada, ante la pasividad o inexistencia de mecanismos eficaces de control. Los test de toxicidad a los que estos productos se someten antes de salir al mercado normalmente analizan sus efectos más inmediatos y de forma aislada, cuando las investigaciones más recientes apuntan precisamente a que podría ser la combinación de estas sustancias y una exposición prolongada a las mismas (aunque las dosis sean bajas) lo que puede acarrear las consecuencias más graves e imprevisibles. Pensando un poco en aquellos lugares donde podrían juntarse todas estas sustancias que vertemos al medio, se nos ocurre el suelo, el agua… o una colmena!, a donde las pecoreadoras acuden con sus cargas de néctar o polen recogidas en las diferentes especies vegetales de su entorno. Mientras se desarrollan las investigaciones que deberían dar soporte a una legislación europea mucho más respetuosa con el medio ambiente, deberíamos ir pensando un poco más en estas cosas, aunque sea por puro egoísmo e interés propio, simplemente para no continuar envenenándonos poco a poco. 

Si quieres puedes dejar un comentario...

3 × uno =