La población de abejas melíferas (Apis mellifera) de la UE desempeña un importante papel tanto en la polinización como en la producción de miel y otros productos apícolas. Por eso la UE ha establecido algunas normas armonizadas para proteger y mantener la salud de las abejas, aunque los Estados miembros pueden regular otros aspectos de la apicultura y actividades relacionadas. Los propios apicultores y sus asociaciones realizan actividades en otros ámbitos no reglamentados, como la aplicación de buenas prácticas y guías de apicultura. Este sistema complejo ha estado funcionando con éxito durante décadas. Sin embargo, en los últimos tiempos se ha registrado en varios países dentro y fuera de la UE un aumento de la mortalidad de las abejas.
El objetivo de la presente Comunicación es clarificar las cuestiones clave relacionadas con la salud de las abejas y las acciones fundamentales que la Comisión tiene previsto emprender para solucionarlas.
Esta Comunicación debería servir como base para seguir discutiendo este tema con el Parlamento Europeo, el Consejo y las autoridades y partes interesadas de los Estados miembros. Ello contribuiría a identificar otras posibles acciones a nivel de la UE.
Se puede leer el documento completo en el siguiente enlace:

 

Si quieres puedes dejar un comentario...

tres × 5 =