Desde sus inicios, la mirada curiosa de ADAPAS se preguntaba por la importancia de las abejas en la polinización, tanto en cultivos como en el medio natural. También tenía interés en saber qué otros polinizadores actuaban en la región cantábrica.
Propuso entonces recopilar y divulgar los conocimientos existentes hasta el momento. Pero la idea echó alas y voló, transformándose en un ambicioso proyecto de ámbito nacional.

Surgió entonces el proyecto Observatorio de Agentes Polinizadores, APOLO, realizado con financiación de la Fundación Biodiversidad y desarrollado por la Asociación Española de Entomología, el Jardín Botánico Atlántico y el Centro Iberoamericano de la Biodiversidad. Sus objetivos eran «recopilar el conocimiento existente hasta la fecha en España sobre los agentes polinizadores y su importancia, tanto económica como para la conservación del medio natural, generar documentación básica de referencia para futuros planes de conservación de los recursos naturales y sentar las bases para la difusión de la importante labor de estos organismos».

El proyecto APOLO se desarrolló a lo largo de 2011 y supuso el despegue de ADAPAS: armada con todo el conocimiento, la asociación comenzó ambiciosas iniciativas que dieron continuidad al proyecto APOLO a partir de 2012:

Más información sobre el proyecto APOLO: