A simple vista, las abejas nos aportan miel y cera. Pero su forma de vida las convierte en un elemento esencial para la supervivencia de otros animales y de una ingente cantidad de plantas. Su actividad ha ayudado a conformar nuestra forma de vida y el colapso de las colonias amenaza con deteriorarla mucho más de lo que podríamos imaginar.

Ver vídeo: http://www.quo.es/ciencia/naturaleza/abejas_obreras_e_imprescindibles